En cualquier dieta deportiva debe existir la ingesta de este tipo de nutrientes, pues con ellos obtendremos la energía necesaria para poder rendir al máximo. Por ello queremos destacar algunos puntos importantes acerca de los hidratos que no podemos pasar por alto.

 

Ante todo es importante saber diferenciar los distintos tipos de hidratos, ya que lo esencial es saber elegir bien la procedencia de los hidratos de carbono. Ante todo hay que tener en cuenta la procedencia, ya que no todos son iguales ni tendrán el mismo efecto en el organismo. Por un lado tenemos los hidratos simples que los solemos obtener de las harinas refinadas y los dulces, es decir, de los azúcares. Y por otro lado los complejos que los obtenemos de los cereales integrales y los azúcares naturales.

Hidratos complejos

Los hidratos complejos serán mucho más beneficiosos para el organismo, ya que nos costarán mucho más asimilarlos, por lo que conseguiremos mantener unos niveles constantes de glucosa, haciendo que su aprovechamiento sea total. En el caso de los hidratos provenientes de harinas refinadas y azúcares refinados, el aprovechamiento es menor, ya que los niveles de glucosa aumentarán rápidamente, evitando que el organismo queme toda esa energía, que acabará por convertirse en grasa.

Por ello es necesario saber elegir las principales fuentes de energía. Los cereales integrales y el arroz integral serán muy recomendables, así como las verduras y vegetales, la fruta, las legumbres y leguminosas, los tubérculos… Estas serán principales fuentes de energía que nos ayudarán a conseguir una energía constante y sana.

Hidratos simples

En el lado opuesto están los productos elaborados con harinas refinadas como el pan convencional, las pastas convencionales, el arroz blanco, los dulces o la bollería entre otros… Estos alimentos nos ofrecerán energía rápida, pero no de calidad, por lo que el riesgo de acumular más grasa en el organismo es mayor.

Necesarios en la dieta

Existen muchas dietas que eliminan los hidratos de carbono para conseguir acabar con la grasa del organismo. Nada más lejos de la realidad, ya que lo que realmente se consigue con esto es eliminar líquidos del cuerpo, a riesgo de cambiar el PH natural del organismo. Es un proceso de deshidratación que en las primeras semanas se notará, pero no es efectivo, pues al recuperar la alimentación normal recuperaremos el agua perdida. Por ello es necesario mantener el aporte de hidratos de buena calidad.

El alcohol como fuente de energía

En último lugar nos vamos a detener en el alcohol. Es cierto que muchos creen que es una fuerte de energía. Nada más lejos de la realidad, ya que el alcohol se asimila a través del hígado, que genera acetato de este proceso. El acetato el cuerpo lo utiliza para obtener energía.

Pero lo que hay que tener en cuenta es el proceso que se desencadena a partir de aquí , y es que al consumir acetato, nuestro cuerpo no consume la energía obtenida a través de los alimentos, consiguiendo que no disminuyamos los niveles de glucosa, sino todo lo contrario, además de hacer que nuestro sistema natural de quema de grasas para obtener energía deje poco a poco de funcionar correctamente. Por ello es importante saber elegir a la perfección los mejores alimentos para obtener energía sana y funcional.

 

 

Fuente: http://www.vitonica.com/hidratos/algunos-puntos-importantes-sobre-los-hidratos-de-carbono-que-no-podemos-pasar-por-alto

Comment